Medimos el Desempeño con un número que va de 0 a 100% y que evalúa las características de rendimiento observadas de una página determinada.

Una de las mejores cosas que podemos hacer para lograr una mejor experiencia de usuario es renderizar una página lo más rápido posible. Esta mejora en el desempeño de carga aumenta positivamente la percepción de uso por parte del usuario y esto es extremadamente importante.

Recomendamos optimizar el desempeño de tu sitio para crear una buena primera impresión en tus usuarios. Cuando las páginas se procesan más rápidamente, se traduce en tasas de participación más altas, el número de páginas vistas y la conversión del usuario.

Roier registra una serie de métricas que tienen como objetivo desglosar los puntos clave entre un usuario que ingresa una URL y la página está lista para la interacción.

Para comprender la diferencia entre esas métricas, eche un vistazo a la siguiente imagen que retrata el ciclo de renderizado:

Te ayudará a entender mejor como carga un a página entender algunos conceptos sobre el proceso de renderizado. Piense en esto como el navegador que pasa de una pantalla en blanco a cualquier otra cosa (colores de fondo, texto, etc.). Describe libremente que algo está por suceder, pero no indica un momento en que un usuario haya visto algo útil.

La verdad es que el rendimiento es relativo:

  • Un sitio puede ser rápido para un usuario (en una red rápida con un dispositivo potente) pero lento para otro usuario (en una red lenta con un dispositivo de gama baja).
  • Dos sitios pueden terminar de cargarse exactamente en el mismo período de tiempo, sin embargo, uno puede parecer que se carga más rápido (si carga contenido progresivamente en lugar de esperar hasta el final para mostrar algo).
  • Puede parecer que un sitio se carga rápidamente pero luego responde lentamente (o nada) a la interacción del usuario.


¿Encontró su respuesta?