Son objetivos que derivan de la metodología SMART ayudan a mantener la dirección que nos propusimos inicialmente. Con ellos puedes estar seguro de establecer puntos de referencia alcanzables, que conducirán al desarrollo y el éxito, tanto tuyo como de tus colaboradores.

¿Encontró su respuesta?