Costo por cada mil impresiones. Se paga por cada mil veces que se visualiza el anuncio o, mejor dicho, que se muestra. Al no asegurar interacción con el contenido, los precios de los CPM suelen ser más baratos.

¿Encontró su respuesta?