Se trata de nada más ni nada menos, que publicar contenido genuino, original e interesante. En ocasiones, debido a las múltiples herramientas, opciones y formas de comunicarnos e interactuar a través de las redes sociales, nos olvidamos de un punto especial muy importante, y es el de mantener el concepto inicial de lo que es la web 2.0: diseñar y mantener nuestros sitios web con contenido propio y actualizado.

¿Encontró su respuesta?