Evita un tamaño excesivo de DOM: Los desarrolladores de navegadores recomiendan que las páginas contengan menos de 1500 elementos DOM. Lo ideal es conseguir una profundidad de árbol inferior a 32 elementos y a 60 elementos secundarios por cada elemento principal. Los DOM de gran tamaño aumentan el uso de memoria, hacen que los [cálculos de estilo] duren más y generan costosos [reinicios del flujo del diseño.

Buscar formas de crear nodos DOM solo cuando sea necesario y destruir los nodos cuando ya no sean necesarios. Si actualmente se está enviando un árbol DOM grande, intentar cargar la página y anotar manualmente qué nodos se muestran. Quizás podemos eliminar los nodos no visualizados del documento cargado inicialmente y solo crearlos después de una interacción relevante del usuario, como un desplazamiento o un clic en un botón.

¿Encontró su respuesta?